Sucumbíos- Ecuador

«Nos preguntamos con qué ojos tendríamos que mirar a un país como Ecuador quienes pensamos la vida en clave de desarrollo con el espíritu de Enrique de Ossó.
La mirada en este tiempo de difícil coyuntura tiene que ser suficientemente profunda y desprendida, como para que nos permita responsabilizarnos de la vida que tenemos delante sin pretensiones desmedidas. Pero que, a la vez, nos haga tener una mayor urgencia por desarrollar eficazmente la compasión de Jesús. Parece que Enrique de Ossó así lo hizo: gestó respuestas siempre creativas, pero siempre surgidas de la escucha profunda al dolor y ancladas en la esperanza de su sociedad. […]»

 

Leer el Artículo entero