ADIÓS A UNA GRAN MUJER (Marzo y Abril 2020)

Decir adiós a Pepa es casi imposible, porque cuando alguien es el símbolo la vitalidad, la imagen de lo que es la ale-gría de vivir, como ella era, parece mentira pensar que pueda cortarse esa vida de golpe.

El virus nos ha dejado huérfan@s, a toda la Familia Teresiana de una gran mujer, de una gran hija de Teresa y Enrique.Nació en Zaragoza entró en la Congregación en 1967. Tras el Noviciado en Tortosa y el Juniorado en Roma fue destinada en 1975 a Ganduxer Casa Madre y de allí fue 7 años a Montpellier. A la vuelta estuvo 5 años en Tarragona y de nuevo volvió a Ganduxer. Siempre dedicada al colegio, vivió cuatro años en la comunidad de Zona Franca, hasta regresar de nuevo a la comunidad Ganduxer-Colegio. En total 33 años en Ganduxer, desde donde volvió a la Casa del Padre.
En cuanto FundEO se creó por decisión del XIV Capitulo General de la Compañía en el año 2004, ella fue delegada de Cataluña desde que en mayo del 2005 se creó la Delegación. En estos quince años siempre ha estado dando la vida con y por FundEO. Una mujer profundamente entregada, creativa, osada y valiente.

Siempre la recordamos buscando caminos, imaginando posibilidades, diseñando productos, carteles, calendarios, negociando, consiguiendo financiadores. Una mujer abierta al mundo que le rodeaba y muy consciente de que el mundo no se terminaba aquí y hacia falta educar para mirar más allá, con horizontes más amplios. UNA MUJER SOLIDARIA. Enamorada de la vida, de la amistad, de la comunidad, de la celebración, del humor, de Teresa de Jesús y de Enrique de Ossó.

descargar bOLETÍN 14 y seguir leyendo